Cómo funciona

  • 1.
    Selecciona el servicio
  • 2.
    Haz el pago seguro online
  • 3.
    Un abogado realiza tu contratación

Formas de pago

Contratación legal

Estos son tus abogados

Demandas Colectivas

Estos son tus abogados

DELITOS DE DISCRIMINACION DE EXTRANJEROS EN LA CONCESION DE PRESTACIONES.

Se castiga aquí los que en el ejercicio de sus actividades profesionales o empresariales denieguen a una persona una prestación por razón de su etnia, raza o nación.

Dentro de las actividades privadas acota su ámbito aplicativo a dos sectores determinados como son las actividades empresariales y las profesionales y aún, dentro de éstos tan sólo a los casos en los cuales se posea derecho a una determinada prestación. No se contiene aquí, por tanto, sanción de ninguna clase para aquellas personas que no posean tales condiciones de profesional o empresario y que decidan, por ejemplo, no vender un inmueble a una persona por razón de su raza o origen nacional.

Su regulación se encuentra en el Título XXI Capítulo IV.Sujeto activo.

Solamente lo será aquél que ejerza actividades empresariales o profesionales. No resulta aplicable el precepto por tanto a las personas físicas ordinarias  que no ejerzan o no estén constituidas como tales empresarios o profesionales. Las conductas discriminatorias que aquellos realicen deberán tener, pues, un anclaje necesariamente distinto.

En todo caso, cuando la discriminación se produzca para el acceso al empleo privado, es decir, cuando el empresario o profesional discriminen a un trabajador que dependa o vaya a depender de ellos, el artículo aplicable será el 314 del Código Penal.

La redacción literal del precepto parece excluir también la sanción de aquellos que, sin ser profesionales o empresarios, sino meramente trabajadores por cuenta de ellos, realizan las conductas de discriminación. Así ocurriría probablemente, por falta de cualidad de sujeto activo, con los porteros de discoteca o de establecimiento de bebidas que limitan la entrada a personas por razón de su raza.

Sujeto pasivo. Cualquier persona puede ser el destinatario de la acción.

Sujeto activo.

Conducta típica. La acción consiste en la denegación de una prestación a la que se tenga derecho. Si se quiere ser riguroso esta disposición del tipo lo convierte en casi inaplicable en la práctica pues los empresarios o profesionales no producen, ni aún en sentido impropio, prestaciones sino bienes o servicios.

Finalmente el tipo sanciona necesariamente un hecho concreto no una personalidad. No se sanciona, pues, a una persona por ser racista sino sólo una concreta denegación de actividad.

 


¿NECESITAS MÁS AYUDA? CONTRATA CUALQUIERA DE NUESTROS SERVICIOS DE CONSULTAS LEGALES O CONTRATA EL SERVICIO PERMISOS DE RESIDENCIA EN MATERIA DE EXTRANGERÍA


¿Crees que esto puede interesarle a alguien? Compártelo.

Compartir