Cómo funciona

  • 1.
    Selecciona el servicio
  • 2.
    Haz el pago seguro online
  • 3.
    Un abogado realiza tu contratación

Formas de pago

Contratación legal

Estos son tus abogados

Demandas Colectivas

Estos son tus abogados

DELITO FISCAL

La conducta delictiva consiste en defraudar a la Hacienda Pública, estatal, autonómica, local o foral, eludiendo el pago de los impuestos correspondientes, obteniendo devoluciones o disfrutando de beneficios fiscales indebidos.

Tiene que concurrir el ánimo defraudatorio. La cuantía defraudada debe ser superior a 120.000 euros.


Dicho montante se reduce a 50.000 euros si la conducta descrita se hace defraudando a la Hacienda de la Unión Europea. En este último caso, además, cabe la comisión de falta si el importe es superior a 4000 euros pero inferior a 50.000 euros.

Existen dos supuestos en los que se agrava la pena:

  1. Si se utiliza a un tercero, esto es, la utilización de personas para ocultar la verdadera identidad del obligado tributario.
  2. Si la defraudación realizada tiene especial trascendencia, por su importe, por utilizar una organización para ello o por el número de defraudadores.

La pena prevista es la de prisión más multa.

No cabe delito continuado, produciéndose tantos delitos como defraudaciones tributarias se hayan realizado. Así, por ejemplo, en los impuestos de recaudación periódica –IRPF- hay que tomar en cuenta cada año. Y en los de recaudación no periódica –Impuesto de Transmisiones- cada vez que se genera la obligación.


¿Crees que esto puede interesarle a alguien? Compártelo.

Compartir