Cómo funciona

  • 1.
    Selecciona el servicio
  • 2.
    Haz el pago seguro online
  • 3.
    Un abogado realiza tu contratación

Formas de pago

Contratación legal

Estos son tus abogados

Demandas Colectivas

Estos son tus abogados

DELITO CONTRA LA LIBERTAD SINDICAL Y EL DERECHO A LA HUELGA

El artículo 315 del Código Penal castiga a los que mediante engaño o abuso de situación de necesidad impidieren o limitaren el ejercicio de la libertad sindical o el derecho de huelga. En su apartado 2º señala que si las conductas reseñadas en el apartado anterior se llevaren a cabo con fuerza, violencia o intimidación se impondrán las penas superiores en grado. Las mismas penas del apartado segundo se impondrán a lo que, actuando en grupo, o individualmente pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga.

Los bienes jurídicos protegidos en este tipo penal son el derecho a la libertad sindical y el derecho a la huelga. El primero supone el derecho de los individuos a fundar sindicatos, a afiliarse a los de su elección, a darse de baja en el mismo, a no estar sindicado, a ejercer las funciones dentro de ellos, etc. En cuanto al derecho de huelga es el derecho de los trabajadores de los trabajadores para colocar el contrato de trabajo en una fase de suspensión y de ese modo limitar la libertad del empresario. Hay que excluir de la aplicación del precepto el cierre patronal.

Sujeto activo puede ser cualquiera, si bien parece razonable pensar que lo normal es que el autor sea el empresario que lesione los mencionados preceptos fundamentales.

La conducta típica consiste en impedir o limitar el ejercicio de la libertada sindical o el derecho de huelga.

Por impedir puede entenderse coartar de modo definitivo y permanente el ejercicio del derecho negándolo por completo y dejándolo sin contenido, y por limitar impedirlo parcialmente o perturbarlo.


¿Crees que esto puede interesarle a alguien? Compártelo.

Compartir